Bienvenidos/as a mi Blog

Espero crear para vosotros/as y con vosotros/as un espacio donde os encontreis como en casa a través de mis creaciones, mis historias, mis fotos, vuestras aportaciones y alguna que otra receta de cocina.
Por tanto os recibo con los brazos abiertos y os doy mi más cálida BIENVENIDA.

martes, 12 de agosto de 2008

Relato: LASCINCO PUERTAS Parte 2

Durante la media hora que duró el trayecto en coche, los dos hermanos no se dijeron ni una palabra, Sofía intentaba descifrar lo que dijo Samuel mientras se agolpaban en su memoria recuerdos de la infancia.
El coche paró en seco en un inóspito paraje, lejos aún de la casa familiar, la inquietud y nerviosismo de Samuel era evidente para su hermana pequeña.
-¿Qué sucede? ¿Porqué nos paramos aquí?-
- La casa ya no es segura Sofi, confía en mi, tenemos que seguir a pie por esa senda. -
Empezaron a caminar; al cabo de un rato el equipaje empezó a ser una carga insoportable y Sofía se sentó en el camino.
-No pienso dar un paso más si antes no me explicas que está pasando. - Dijo Sofía con un tono de determinación total.
Samuel se sentó a su lado y la miró a los ojos sin decir una palabra, serio, cavizbajo.
- No he recorrido medio país para que me traigas de excursión al bosque ¿sabes?, quiero saber que pasa, hace dos días me llamaste nervioso y me rogaste que viniera, que necesitabas toda la ayuda posible y ahora no me cuentas que pasa. Según tú no podemos ir a casa, me adentras en el bosque sin saber a donde vamos; sinceramente Samuel, creo que estás loco.-
Samuel sacó un pitillo del bolsillo de su pantalón, lo encendió con tranquilidad y miró al horizonte.
-Sofi, ¿recuerdas la historia que nos contaba la abuela y que después nos contaba mamá?.-
-¿Y eso a que viene?.-
Volvió a mirar a su hermana a los ojos con una expresión de lo más grave.
-¿La recuerdas?.-
-Sí, claro, de pequeños jugabamos a ser guardianes y todo eso, pero no entiendo por que me haces esa pregunta ahora.-
Samuel dió una ultima calada al cigarrillo, lo apagó tranquilamente, se levantó y tendió la mano a Sofi mientras le decía:
- No era un cuento hermanita, era real. -
Una mezcla de sentimientos invadió a Sofía desde lo más profundo, no era posible, su hermano se había vuelto completamente majara y no era capaz de distinguir entre ficción y realidad. A pesar de aquello decidió seguirle el juego, debía ayudarle a salir de esa locura.
Se levantó sin la ayuda de su hermano, se sacudío la tierra del camino de los pantalones, cogió su maleta y siguió caminando hacia el sendero que su hermano señaló como el correcto sin dejar de preguntarse hacia dónde conducía y que encontraría allí.

CONTINUARÁ

No hay comentarios:

El Amor

El Amor
Tonos cálidos para expresar el sentimiento más lindo que existe