Bienvenidos/as a mi Blog

Espero crear para vosotros/as y con vosotros/as un espacio donde os encontreis como en casa a través de mis creaciones, mis historias, mis fotos, vuestras aportaciones y alguna que otra receta de cocina.
Por tanto os recibo con los brazos abiertos y os doy mi más cálida BIENVENIDA.

sábado, 16 de agosto de 2008

Relato: LAS CINCO PUERTAS Parte 3

La senda se adentraba cada vez más en el espeso bosque y a cada paso se volvía más abrupta y difícil, la maleta empezaba a ser una carga demasiado pesada para ambos pero ella se negaba a desprenderse de sus cosas.
Cuando ya se disponía a tirar la toalla apareció ante ellos una gruta escondida entre la vegetación del bosque, Sofía horrorizada se detuvo.
- No querrás que entremos ahí ¿verdad?.-
- Ya no queda nada hermanita, venga, no tengas miedo y dame la mano.
Agarró la maleta como pudo y se agarró con fuerza a su hermano para sortear el último obstáculo.
Tardó bastante en acostumbrarse a la oscuridad de la gruta, era estrecha, húmeda y siniestra.
Unos pasos más adelante se ensanchaba y dejaba ver una especie de campamento improvisado.
- Samuel, ¿vives aquí con esa gente?.-
Asintió con la cabeza mientras se acercaba a una pequeña tienda al fondo de la galería subterránea.
- Aquí estamos seguros Sofi, ya puedo explicarte.-
Sofía se sentó impaciente en el duro suelo, notaba las miradas de esos extraños clavadas en ella como si fuera una amenaza y se sintió incómoda.
-¿Recuerdas cuando te subiste al árbol del jardín de nuestra casa y ni la abuela ni mamá te pudieron bajar?.-
- Sí, como olvidarlo, estuve castigada dos días por aquello.- Recordó Sofía riendo.
- ¿Recuerdas por qué subiste y por qué no querías bajar?.- Preguntó Samuel muy serio
- No entiendo por qué me preguntas cosas de la infancia, ni por qué tu y toda esta gente estáis escondidos, no entiendo nada.-
- Si recuerdas lo que te pregunto me será más fácil explicarte Sofi, todo esto es muy complicado.-- Tenía 8 años Samuel, era un juego.- Dijo Sofía pensativa intentando recordar aquella anécdota desde el principio.
- Creo que estabamos jugando a los guardianes del pergamino y me subí al arbol a modo de atalaya, donde podía defenderlo mejor. También recuerdo que tu te subiste conmigo pero que mamá te riñó y bajaste enseguida. Yo me lo tomé más en serio y acabé castigada.-
Samuel asintió con la cabeza con una sonrisa en los labios, miró a su hermana y dijo:
- Tu siempre has sido más cabezota.- Hizo una pausa y añadió:
- El pergamino es real, exíste; lo encontré bien escondido cuando reformé nuestra casa Sofía.
-Samuel, por Dios, era solo un juego.
Se acercó a ellos un hombre de unos 30 o 32 años, alto, moreno y bien parecido. Saludó a Samuel y miró de reojo a Sofía mientras esta se levantaba del suelo, se apartaron de ella unos metros y hablaron algo que Sofía no llegó a escuchar; se acercaron a ella de nuevo y el recién llegado sacó algo de una bolsa de piel y se lo tendío para que lo examinara.
-¿Esto qué es?.- Dijo mirandolo por todos lados
-Es lo que tu hermano encontró en la casa.- Dijo el desconocido
Sofía tenía en sus manos un pergamino triangular que parecía tener siglos, con caracteres ininteligibles, varios dibujos y una estrella de cinco puntas en una esquina; estaba escrito por ambos lados y en uno de sus márgenes pudo reconocer la letra de su abuela y supuso que era la traducción de los signos, leyó: "Quien guarda la primera puerta tiene la llave del destino".

CONTINUARÁ

No hay comentarios:

El Amor

El Amor
Tonos cálidos para expresar el sentimiento más lindo que existe